Menu

Facebook

 

 

Conectar Igualdad debe ser Soberano

Conectar Igualdad debe ser Soberano

La Junta Ejecutiva de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) rechaza la exigencia de la inclusión obligatoria de licencias de programas privativos y monopólicos en la licitación pública de equipamiento para el Programa Conectar Igualdad.

Así como celebramos la recuperación de un programa tan valioso para nuestras pibas y pibes -que durante el gobierno neoliberal de Macri se había desmantelado-, también lamentamos profundamente que este avance se opaque favoreciendo la injerencia de las grandes empresas y corporaciones privadas en el campo educativo. Esta discusión ya la considerábamos ampliamente saldada por lo que resulta imperioso retomar el camino iniciado por el Estado con el Programa Juana Manso, y no desandar los pasos que logramos dar en medio de tanta dificultad.

La CTERA está comprometida con la defensa de la Soberanía Tecnológica, así como con la promoción de la ciencia y el derecho de toda la ciudadanía a una educación pública, gratuita, laica y de calidad. Pero entendemos no hay soberanía si miles de equipos quedan “obsoletos”, apilados en las escuelas, sin que nadie pueda actualizarlos porque no utilizan tecnologías libres. Tampoco hay soberanía si los dueños de las grandes plataformas vulneran la protección de privacidad y se apropian de los datos personales de docentes y estudiantes. Tampoco puede haber educación de calidad, si no podemos participar de los procesos que suceden en los equipos en los que aprendemos, enseñamos, trabajamos; o si el fruto de nuestro trabajo colectivo se enajena por el simple hecho de crearse con herramientas privativas.

Tal como se plantea en la licitación en cuestión, la inclusión de un sistema operativo y un paquete de oficina privativo terminará fomentando la lógica del marketing empresarial en las escuelas y legitimará abuso de la posición dominante que hoy existe en el mercado.

Asimismo, nosotros sabemos que el Software Libre funciona perfectamente y que no es necesario utilizar software privativo en las máquinas. Por ello aplaudimos el impulso al desarrollo de Huayra GNU/Linux, el primer sistema operativo libre desarrollado por el Estado Nacional, y defendemos la necesidad de formar a las comunidades educativas en el uso del mismo, como así también promover la amplia apropiación y participación en las futuras mejoras de este software libre, para responder las necesidades de todo el sistema educativo nacional, en clave de soberanía digital.

Por todo esto, y en defensa de la educación pública, adherimos públicamente al contenido del comunicado que muchas organizaciones difundieron bajo el nombre “Bienvenido de vuelta Conectar Igualdad - Microsoft y Estado, asunto separado”, e instamos a las Autoridades de la cartera educativa a modificar todas las cláusulas de la licitación que habiliten la injerencia de las grandes plataformas y corporaciones transnacionales que sostienen los valores del mercado por sobre los derechos sociales e impulsan la privatización y la mercantilización educativa.

Buenos Aires, lunes 24 de enero 2022

Sonia Alesso
Secretaria General


Roberto Baradel
Secretario General Adjunto

volver arriba